Con solicitud de patente de cebo especial, culmina proyecto sobre Hormiga Argentina

     Con el objetivo de controlar la plaga de frutales Hormiga Argentina, BioCea desarrolló un cebo tóxico, de modo de reducir los controles químicos en los huertos, gracias a un proyecto financiado por FIA, que culminó recientemente con la solicitud de la patente correspondiente.
       El producto generado será licenciado entre los clientes que posee BIOCEA, los cuales ya han manifestado un marcado interés en esta innovación.
        La Hormiga Argentina es en Chile y el mundo una importante plaga en huertos frutales, por su interferencia negativa con el control biológico. La hormiga protege las plagas estableciendo una relación mutualista con aquellas succionadoras de savia (Orden Homoptera), debido a que obtiene la mielecilla generada por éstas. En este grupo de plagas se encuentran varias de importancia primaria y cuarentenaria. Sólo para Chanchitos blancos (Pseudococcus spp) las detecciones y rechazos en frutas de exportación alcanzan en promedio 3,5 millones de cajas anuales, 42% uva de mesa y 36% manzanas con pérdidas estimadas en USMM$ 66,5. Esta situación genera varias aplicaciones de insecticidas, generando un alto costo, impacto ambiental y el riesgo de presencia de residuos en la fruta. Múltiples estudios han comprobado el efecto positivo de controlar la hormiga, disminuyendo los niveles de infestación y la necesidad de aplicaciones químicas dirigidas a la plaga. El control actual de la hormiga por insecticidas al tronco y cebos no ha sido eficiente.
      Conozca más detalles del proyecto AQUÍ

 

Artículos Relacionados