Control de termitas en madera seca y subterránea, el nuevo proyecto del Centro de Entomología Aplicada, BIOCEA

Con el apoyo de Innova Chile, se buscará desarrollar un cebo que permita el manejo de la plaga que afecta tanto edificaciones como mobiliario.

Las termitas son un serio problema tanto en Chile como muchos países del mundo.  En el país existen cuatro especies altamente dañinas para todo tipo de edificaciones y mobiliario que contenga madera y su impacto ha alcanzado altos niveles, especialmente en viviendas de grupos socioeconómicos vulnerables, lo que ha significado importantes inversiones por parte del sector público en reposiciones y reparaciones. Para los afectados ha generado desesperanza e impotencia producto de la imposibilidad de detener el daño.

            La forma de enfrentar la presencia de termitas ha sido tradicionalmente contratando costosos métodos de control, largos tiempos de espera para su efectividad en algunos casos, y una serie de inconvenientes asociados, como el tener que abandonar la vivienda cuando se fumiga o intervenir una extensa área perimetral para conseguir el objetivo.

           En ese sentido, el Centro de Entomología Aplicada, BioCea,  a través del instrumento Innovación Tecnológica Empresarial, de Innova Chile, buscará desarrollar una solución asequible tanto para el mercado de usuarios finales como para las casi 400 empresas controladoras de plagas existentes en el país.

            La idea es desarrollar un cebo atractivo para las termitas, que pueda ser aplicado tanto en el suelo de las viviendas, atacando las termitas subterráneas, como al interior de las casas, para controlar las termitas de madera seca, sin riesgo para los habitantes.

Cabe recordar que existen dos tipos de termitas: Subterráneas y de Madera Seca. Las termitas primeras son las más agresivas,  viven y mantienen sus colonias en el suelo y se trasladan por galerías en busca de celulosa, la cual encuentran al ingresar a las viviendas,  donde generalmente dañan los pisos y  estructuras a base de madera. Las termitas de Madera Seca, en tanto, muestran sus efectos a largo plazo, pero son igualmente dañinas para las partes altas de las estructuras, terminaciones y mobiliario. Viven y mantienen sus colonias dentro de las viviendas y su control, en base a productos químicos, se aplica localizadamente a través de perforaciones que se realizan en la madera afectada.

            El proyecto de BioCea, que comienza este 2015 y se ejecutará hasta el 2017,buscará mejorar los actuales niveles de desempeño de las soluciones existentes, con el objetivo de destruir las colonias y simplificar la instalación de los mecanismos de control.

Artículos Relacionados