Desarrollo de un cebo tóxico para el control de la Hormiga Argentina Linepithema humile en huertos frutales, con el propósito de potenciar el control biológico de plagas

La Hormiga Argentina es en Chile y el mundo una importante plaga en huertos frutales, por su interferencia negativa con el control biológico. La hormiga protege las plagas estableciendo una relación mutualista con aquellas succionadoras de savia (Orden Homoptera), debido a que obtiene la mielecilla generada por éstas. En este grupo de plagas se encuentran varias de importancia primaria y cuarentenaria. Sólo para Chanchitos blancos (Pseudococcus spp) las detecciones y rechazos en frutas de exportación alcanzan en promedio 3,5 millones de cajas anuales, 42% uva de mesa y 36% manzanas con pérdidas estimadas en USMM$ 66,5. Esta situación genera varias aplicaciones de insecticidas, generando un alto costo, impacto ambiental y el riesgo de presencia de residuos en la fruta. Múltiples estudios han comprobado el efecto positivo de controlar la hormiga, disminuyendo los niveles de infestación y la necesidad de aplicaciones químicas dirigidas a la plaga. El control actual de la hormiga por insecticidas al tronco y cebos no ha sido eficiente.

A partir de avances propios en el uso de cebos proteicos, BIOCEA plantea una innovación de cebo tóxico que superará estos inconvenientes con un alto potencial de control de las hormigas, generando una reducción de las aplicaciones químicas en huerto, con los consecuentes beneficios económicos y ambientales. El producto generado será licenciado entre los clientes que posee BIOCEA, los cuales ya han manifestado un marcado interés en esta innovación.

Artículos Relacionados