Reconocido investigador australiano colabora en proyecto de Termitas de BioCea

Dr. Michael Lenz visitó nuestros laboratorios y conoció iniciativa que busca cebos y estrategias para el manejo de termitas

Con el objetivo de colaborar en proyecto Desarrollo de un Cebo tóxico para el control de Termitas de Madera Seca y Subterránea”, invitamos a nuestro centro al entomólogo Dr Michael Lenz, destacado experto mundial en control de termitas.

Lenz, quien fue investigador de CSIRO, el reconocido centro científico de investigación australiano, pertenece al grupo de entomólogos expertos en termitas de la ONU y se desempeñó en el área económica del control de estos insectos, hoy está retirado y se dedica a asesorar de forma independiente. Ha trabajado anteriormente con el Doctor Renato Ripa, de BioCea, en termitas, incluso en una investigación para las Naciones Unidas.

Su visita responde a su disposición a contribuir al proyecto para el control de termitas ejecutado por el Centro de Entomología Aplicada BioCea, el que, a través del instrumento Innovación Tecnológica Empresarial, de Innova Chile, buscará desarrollar una solución asequible tanto para el mercado de usuarios finales como para las casi 400 empresas controladoras de plagas existentes en el país. La idea es desarrollar un cebo para termitas,  determinando productos atrayentes y conocer su dinámica para un mejor manejo biológico y/o químico. Recordemos que las termitas subterráneas se alimentan de celulosa de diversa índole, incluso árboles frutales vivos.

“Hemos encontrado termitas en vides, en paltos, donde matan los árboles y frutos”, señala Michael Lenz, agregando que el proyecto de BioCea desarrolla trampas y estrategias de control, por ende él puede comentar y sugerir de acuerdo a lo que el grupo de trabajo le ha contado acerca de los avances de la iniciativa que ha comenzado recientemente la primera etapa y que se ejecutará durante el 2015 y 2016.

“En general a nivel mundial los manejos son similares: la gente prefiere usar cebos para atraerlas a un área pequeña, donde se aplican químicos, contaminando a toda la colonia. Es la lógica más usada, aunque igualmente se aplica alrededor de las casas o en áreas amplias de manera preventiva, pero se busca atacar la colonia en áreas pequeñas según las condiciones locales”, explica, señalando que las condiciones locales en nuestra zona, por ejemplo, con un clima seco, las termitas subterráneas operan en el suelo en niveles más profundos. “El truco es no sólo poner trampas si no qué se le va a ofrecer a las termitas en esas trampas, según sus condiciones”.

La idea, liderada por el entomólogo Renato Ripa, es desarrollar un cebo atractivo para las termitas, que pueda ser aplicado tanto en el suelo de las viviendas, atacando las termitas subterráneas, como al interior de las casas, para controlar las termitas de madera seca, sin riesgo para los habitantes.

Para generar un cebo se debe determinar cuál es el alimento más atractivo y luego, cuál es el modo más eficaz de manejo, considerando que las termitas tienen gustos distintos. En cítricos, por ejemplo, prefieren la corteza. También atacan viviendas y árboles vivos, matándolos de a poco.

Artículos Relacionados